En Trípoli hoy día continúan con procesos manuales

| Sin categoría |

Trabajos artisticos con ceramica

Descubrimos empleos que se están perdiendo en Occidente, es realmente complicado encontrar obreros que manipulen el barro, el metal o tal vez la corteza que recubre al alcornoque sin incorporar algunos componentes que suelen variar su propia forma.

Vamos a hablar de la habilidad de manipular el barro para conseguir realizar floreros con adornos asombrosos. Y sin duda con este oficio conocemos el nivel de preparación de una ciudad, su economía, su clase y naturalmente la actividad comercial que mantiene con otras ciudades.

La marga es una sustancia que carece de átomos de carbono y sus propiedades serán la solidez y su resistencia ante las elevadas temperaturas, la brisa e incluso el agua. Los antiguos pobladores del mundo descubrieron sus particularidades y por tanto empleaban la greda con el fin de preparar los pucheros. Y obviamente la terracota de ningún modo transmite la electricidad y sin duda no se deteriora si se le añaden sustancias tóxicas.

La porcelana va a consistir en modelar y hornear la marga pintando luego la vasija.

En Trípoli hoy día continúan con procesos manuales. En primer lugar combinan el fango con h2 o y posteriormente moldean la pieza que les gusta. El decorado de la cerámica del Rif combina la escritura mahometana con temas relacionados con la flora y la fauna y además detalles simétricos sin perder la simplicidad. En las fábricas de Túnez hoy día se trae de un lugar a otro el lodo con bastante humedad y luego tiene que estar secandose unas 48 horas. Una vez que está seca la pieza se divide en trozos pequeños de trabajos en ceramica que se sumergen en agua y se pule la masa.

Cuando realizan las figuras, los artesanos desvelan su capacidad e ingenio. Los collares se introducen después en el horno con la intención de que se consoliden. Los instrumentos que producen calor son diferentes, en Egipto suelen tener forma de cono y se componen de 2 partes, una que quema la bencina y la cámara en donde se ponen las vasijas. En el interior de la cámara se amontonan las ollas unas seis horas y media a altas temperaturas, es necesario meter las ánforas cuidadosamente ya que es necesario que les de el calor por todas partes.

El recubrimiento y sin duda la tonalidad diremos que son significativos de cara a descubrir de que sitio es el objeto, pues tenemos prácticas implantadas que perduran a pesar de los años y obviamente distinguen unas piezas de otras.

En rabat una vez que se ha calentado el objeto se pone un barniz blanquecino y después se le da esmalte anaranjado o también azulado y obviamente se vuelve a hornear.

Las autoridades deben promocionar este empleo con el propósito de que no se extinga ya que se trata de un oficio que ha pasado de generación en generación y naturalmente genera muchas ventas en estos momentos.

Los hombres y las mujeres quieren hacer regalos únicos y naturalmente una buena alternativa sería darle un matiz personal cualquier pieza de cerámica utilizando las tonalidades que sean de nuestro agrado o también agregarle un nombre.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn